Femenino y plural

Más de medio siglo de espera

En España solo el 4 % de los consejeros delegados son mujeres aunque su presencia en los consejos de administración ha subido 14 puntos en los últimos seis años

EAE Business School ha publicado el estudio La brecha salarial Igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres , del que se extrae, basándose en datos de Credit Suisse Gender 3000 in 2021: Broadening the diversity discussion, que España es uno de los países que más ha elevado la presencia de mujeres en los consejos de administración en los últimos 6 años (2015-2021). Ha pasado del 17 % al 31 %, con una subida de 14 puntos. “Hay que resaltar que pocos países han dado tan gran salto, solo Italia y Austria”, señala la autora del informe y profesora de EAE Business School, Magalí Riera.

En España, los hombres cobran 5.252 euros anuales más que las mujeres o, en términos generales, ellos cobran 26.934 euros mientras que las mujeres 21.682 euros, en base a los datos publicados por el INE. “El salario medio de las mujeres debe aumentar un 24 % para equiparar al de los hombres”, recuerda Riera.

“Si nos basamos en los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), no estamos ante los peores niveles de brecha salarial, la diferencia ha ido descendiendo hasta niveles de antes de la crisis inmobiliaria. No obstante, lo datos recabados durante la pandemia pueden distorsionar el alcance de esta realidad, por lo que es relevante que esperar a contar con los datos detallados de los años 2021 y 2022 para ver si esta tendencia sigue a la baja”, advierte la autora del informe.

En España, la brecha salarial se ha situado por encima del 10 % durante muchos años. En el año 2019 se logró “salvar ligeramente” esta diferencia situándose en términos generales por debajo del 9 %. Existe brecha salarial en todas las edades comprendidas en el periodo de la vida laboral, siendo más acusada a partir de los treinta años, con una diferencia de al menos un 10 %, y menos al inicio, en menores de 19 años.

“Una de las variables que impactan de forma directa en esta realidad son las jornadas a tiempo parcial. Son mayoritariamente las mujeres, aún, las que con la finalidad de conciliar vida personal, familiar y laboral optan por trabajos a tiempo parcial o solicitan una reducción de jornada durante los primeros años de vida de los hijos. Las mismas, asumen mayoritariamente también si es el caso el cuidado de personas mayores o discapacitadas”, puntualiza Riera.


COMUNIDADES AUTÓNOMAS Y BRECHA SALARIAL

En la Comunidad Autónoma de Madrid, el gap económico entre los dos géneros se sitúa en 7.754 euros, siendo de los más acusados el del sector de la banca. “Estas desigualdades no se han visto reducidas en los últimos años”, apunta Riera.

En el caso de Catalunya, la diferencia salarial entre hombres y mujeres es todavía de 5.977,2 euros anuales de media, según el informe de Evolución de la brecha salarial de género en 2019, del Observatorio del Trabajo y Modelo Productivo de la Generalitat de Catalunya y recogido por EAE Busines School.

Las comunidades autónomas con diferencias porcentuales más elevadas de brecha salarial son Aragón (30 %) y Navarra (29 %). “Probablemente porque en estas comunidades existe un arraigo de sectores profesionales en el cual el papel de la mujer todavía es relativamente bajo. Adicionalmente, en Navarra destaca el elevado número de mujeres que trabajan habitualmente a tiempo parcial, lo que, como es lógico, acaba afectando al resultado”, señala Riera.

Por otro lado, en el otro extremo, Tenerife y Baleares tienen las brechas salariales más bajas, “sobre todo por el tipo de actividad laboral que se desarrolla en estos territorios”.

EUROPA Y LA PARIDAD DE GÉNERO

Europa tiene el segundo nivel más alto de paridad de género, que actualmente es del 76,6 % (porcentaje que debe interpretarse como la distancia ya recorrida hacia la paridad o la brecha de género que se ha cerrado). Islandia, Finlandia y Noruega ocupan los primeros puestos del mundo y de la región y a nivel general. Sin embargo, Europa tiene una espera de 60 años para cerrar la brecha.

Según datos de LinkedIn y recogidos por EAE, en cuanto a la representación de las mujeres en el liderazgo en empresas en 2022 en 22 países, solo algunas industrias tienen niveles cercanos a la paridad de género en el liderazgo, como las organizaciones no gubernamentales (47 %), la educación (46 %), y Servicios personales y bienestar (45 %). En el otro extremo se encuentran la energía (20 %), Industria (19 %) e Infraestructuras (16 %).

Esta situación parece haberse agudizado durante la pandemia del COVID-19, sobre todo en algunos ámbitos como el sector del IT. Según el Foro Económico Mundial, el tiempo que se requería hace tres años para acabar con la diferencia salarial en el sector IT era de 36 años. Ahora serán necesarios 136 años para acabar con estas diferencias.

En España solo el 4 % de los consejeros delegados (Chief Executive Officer, CEO) son mujeres. Este dato sigue estando muy distanciado del 25 % de Noruega o el 19 % de Suecia. Mejores estadísticas se revelan de mujeres ejecutivas (Women in Management) que en España representan el 19 %.

Esta web usa cookies propias y de terceros para una mejor navegación. Puede revisar nuestra política de cookies    Más información
Privacidad