Femenino y plural

Viajes de la Edad Tardía, un nuevo concepto de viajes para mayores

Acompañamiento continuo y grupos desde una a cuatro personas son algunos de sus elementos diferenciadores.

“Viajes para mayores que no van de viaje”. Así es como define Juan Cabrillana a su Agencia de viajes a medida para personas mayores con acompañamiento continuo.

Este asturiano, madrileño de adopción, decidió dar un giro a su vida después de 27 años trabajando en el área financiera de la editorial Anaya. Fue durante una excedencia para el cuidado de su madre, cuando al comprobar la falta de motivación de muchas personas mayores para llevar a cabo actividades, decidió dejar su empresa para embarcarse en esta aventura.

“Mi madre vivía en un resort para mayores en Alicante, tenía 85 años, estaba prácticamente ciega (DMAE), una demencia avanzada y cuidados paliativos en cardiología. La llevaba a la piscina, a la playa (le encantaba escuchar el rumor de las olas), a pasear por Santa Pola y otros pueblos del entorno. Para los mayores que vivían allí era el hijo perfecto. Ahora que tenía tiempo, me habría gustado viajar con ella, llevarla a lugares a los que sé que le habría encantado ir, pero ya no tenía sentido, le daba igual estar en un sitio que en otro.” Nos cuenta Cabrillana.

Esto le llevó a pensar que lo que no había podido hacer con ella, podría hacerlo con otras personas mayores. Mayores que no encuentran a nadie que organice un viaje de la forma que ellos necesitan.

El acompañamiento continuo y el hecho de que viaja con grupos desde uno a un máximo de cuatro personas son algunos de sus elementos diferenciadores. Son viajes tranquilos, te recoge en casa, viajas en un vehículo de alta gama, duermes en alojamientos únicos y con relevancia histórica, comes en restaurantes donde prime la gastronomía local… Son actividades singulares para sumergirse en la historia y el estilo de vida local y se puede viajar solo, en pareja, con familia o con amigos. “Viajamos ellos y yo, esto nos permite una flexibilidad total, no hay prisa, no hay que madrugar, ni esperar a nadie, ni hacer visitas a contra reloj o ver cosas que no les interesan.” Detalla Juan Cabrillana.

Se trata de una propuesta diferente de viajes para mayores, en la que el viaje se adapta a ellos, a su ritmo, a sus preferencias.

Despertando la curiosidad

“Se trata de que vean que existe una manera diferente de viajar (sin ninguna preocupación y con total seguridad) y el fuerte impacto positivo que viajar y vivir nuevas experiencias puede tener sobre su estado de ánimo.” Nos explica a finalmente. 

Resumiendo, podemos decir que Viajes de la Edad Tardía es un proyecto individual, cuya propuesta de valor es llevar de viaje a personas mayores que, por determinadas circunstancias (tienen algún tipo de discapacidad o dependencia, se sienten desprotegidos, tienen temores, inseguridades…), no pueden viajar por su cuenta y no encuentran a nadie que se lo organice de la forma que ellos necesitan.

Ya no hay escusa.

www.Viajesdelaedadtardia.es

Esta web usa cookies propias y de terceros para una mejor navegación. Puede revisar nuestra política de cookies    Más información
Privacidad