Femenino y plural

Haz que la gente se conozca, se respete y se acepte

David Barreda

ENTREVISTA: David Barreda

David Barreda es facilitador de experiencias de aprendizaje, consultor y conferenciante. Sus áreas de trabajo son el desarrollo de habilidades para la formación, el fortalecimiento de la estructura humana de los equipos y los procesos de estrategia y marca personal.

¿Qué ventajas tiene esta transformación?

Colocando al alumnado en una posición activa y participativa, se facilita la transferencia de los conocimientos. La consecuencia de la experiencia de aprendizaje será la generación de conductas que mejoren la vida de las personas y su capacidad de respuesta ante las demandas de su entorno.

Es un libro eminentemente práctico. ¿Qué van a encontrar en él los lectores?

Un apoyo para diseñar y facilitar experiencias de aprendizaje, algo que sin duda incrementará la propuesta de valor profesional de quienes lean el libro y lo integren en su repertorio de competencias.

Con este libro las personas podrán identificar necesidades formativas, diseñar y facilitar experiencias de aprendizaje, y optimizar recursos, tiempo y esfuerzo, cuando tengan que afrontar el diseño e impartición de una actividad formativa.

Además, en el libro podrán encontrar hasta 15 vídeos y 23 plantillas de trabajo que permitirán consolidar las ideas fuerza y la aplicación de todo el contenido.

Desde su experiencia ¿qué elementos son clave a la hora de crear equipos de trabajo?

En la base está la confianza. Cuando en un equipo existe confianza las personas estarán más enfocadas en el propósito y la obtención de resultados que en fiscalizarse unas a otras y medir lo que los demás hacen o dejan de hacer.

En un contexto de trabajo colectivo donde existe confianza y se afrontan los conflictos, será más fácil que las personas asuman su responsabilidad y se comprometan con el objetivo común.

Si quieres crear un equipo de trabajo con una estructura humana fuerte, haz que la gente se conozca, se respete y se acepte, dale a cada persona su sitio y valora sus contribuciones. No olvidemos que a las personas nos gusta ser tenidas en cuenta y sentirnos útiles.

 

¿Qué importancia tiene la formación continua de las personas dentro de las organizaciones? ¿Comparte usted aquello de “es malo formar a tus trabajadores y que se marchen, pero peor es no formarlos y que se queden”?

Vivimos en un mundo en el que la vida útil del conocimiento, desde que se aprende hasta que deja de servir, es cada vez más corta. La formación, por tanto, sirve para restaurar el contenido que caduca por el nuevo, y mantener el equilibrio en este sentido. Esta es la premisa básica.
Hoy en día, para que una organización sobreviva su capacidad de aprendizaje debería ser igual o mayor a los cambios que se dan en su contexto, y no olvidemos que las organizaciones están compuestas de personas. Formar a estas personas es una manera de mantener vigente a la organización. La formación continua debería ser el alimento de la organización para mantenerse fuerte y posicionada en este mundo.
El trabajador que se quiera marchar se terminará marchando, los formes o no los formes, pero una organización sin un capital humano actualizado es una organización a la deriva, desactualizada y con el peligro de quedar más pronto que tarde fuera de mercado.

 

Esta web usa cookies propias y de terceros para una mejor navegación. Puede revisar nuestra política de cookies    Más información
Privacidad